El Fin del Mundo (I)

Miriam dice que el mundo ya se está acabando. La cantidad de noticias que recibe de distintos medios de comunicación la llevan a pensar esto. No sé que tan en broma lo dice o que tan convencida esté de ello pero si cualquiera se limitara a tan sólo considerar el estado de nuestra existencia en el planeta por lo que los medios nos indican, así parecería.

Earth exploding

Sin embargo, antes de sacar conclusiones, habría que reconocer que la mayoría de los medios resaltan sus notas de manera sensacionalista y catastrofista, ya que esto les asegura una venta más amplia (y es que, la verdad, de otro modo no venden; échenle un ojo nomás a los noticieros del canal 11: imparciales, objetivos… pero aburridos). Es bien sabido que las generaciones de nuestra época saben de más eventos que ocurren en nuestro planeta por los distintos medios masivos de comunicación con que contamos a lo que generaciones de épocas anteriores sabían. Personalmente creo que los eventos y su número deben ser los mismos que en cualquier otra época, a nivel social o natural. Quizás con sus temporadas pero no creo que nuestra época difiera mucho de otras.

Meteor collision

Ahora bien, independientemente de esto, la mayoría de la gente no se preocupa. ¿Por qué es algo que tiene una escasa posibilidad de ocurrir en nuestro tiempo? ¿Por qué de ocurrir… no habría nada que hacer? Creo que la mayoría ni lo ha considerado. Es cierto también, que las generaciones contemporáneas tienen un cúmulo de conocimientos mayor que el de todas las épocas anteriores juntas (lo que podría hacernos considerar que podríamos poseer cierta capacidad para hacer algo en estos casos), y aún así el tema parece no preocupar a la mayoría.

Recientemente vi Knowing. La cinta presenta el fin de nuestro planeta debido a una llamarada de nuestro sol. Hay muchas otras cintas que abordan el tema desde muchos otros escenarios, esencialemente bajo dos resultados: aniquilación (inmediata o a la larga por el escaso número de sobrevivientes) o salvación (milagrosa, por suerte o como resultado de algún plan exitoso).  Generalmente los finales felices son los más favorecidos por el público pero al mismo tiempo son los menos creíbles. Los finales más realistas y menos felices son los menos exitosos en taquilla.

Ice age

Aun cuando el final de la existencia fuera debida a un evento planetario (calentamiento global, una nueva era glacial) no tenemos la capacidad tecnológica para revertirla (suponiendo supieramos como ocurrió y como arreglarlo) a tiempo para evitar nuestra aniquilación. Un evento cósmico queda aún mucho más fuera de nuestras posibilidades. Ambos escenarios creo están fuera de nuestro alcance por muchas generaciones.

Así entonces, ¿resignarnos? No hay de otra, la verdad. Sin embargo hay de resignaciones a resignaciones. Yo creo que nuestra especie moriría de la forma más ignominiosa. Presas de pánico, culpándose unos a los otros, tratando de escapar en vanos intentos que lo distraerían de lo importante: ante la desaparición total, tratar de asegurar de alguna forma, dejar un rastro de que aquí estuvimos. Ojalá así fuera pero no, creo que no será así.  Hay un cuento, de Arthur C. Clarke, La Estrella. Me gusta mucho. Precisamente relata una historia de este tipo, con un final triste, pero digno. Creo que por lo menos, por el momento, deberíamos trabajar en esto.

CityStars

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s