Comprando por Internet

De cuando en cuando, en algún medio de comunicación impreso, digital o del espectro radioeléctrico aparece o mencionan una nota sobre la seguridad al usar y, sobre todo, al comprar en Internet. La mayoría de las veces es la misma nota reciclando lo ya comentado en ocasiones anteriores, por lo que salen a relucir los ya conocidos consejos que esencialmente reducen la mencionada nota a lo ya sabido por todos aquellos que no sean neófitos en el asunto o que sean desmemoriados:

  • Comprar en portales conocidos o de proveedores reconocidos.
  • Verificar que el browser muestre ‘el candadito‘ (indicando se trata de una conexión segura).
  • Procurar comprar desde el portal del comerciante, no desde el de un tercero.
  • Evitar iniciar el proceso de compra desde un correo electrónico o aplicación desconocida (y yo agregaría, y ojo si el proceso de pago los lleva a un sitio web de un tercero y no hay aviso de esto).
  • No hacer estas operaciones desde lugares o equipos públicos.
  • Vigilar las URL que se muestren en el navegador para determinar si el proceso de compra se mantiene en el mismo dominio.

En fin, hay muchas más cosas a tomar en cuenta, que van desde el simple y llano sentido común (por ejemplo, el comprar de una página en la que le prometen a uno un producto a un precio irrisorio, que a todas luces es ilegal o que viene acompañado de un regalo que debe ser mucho más costoso) hasta las cuestiones técnicas más obscuras (como el revisar los certificados digitales del sitio u observar los URL mostrados en el navegador). Se pueden seguir todas las reglas y recomendaciones, al final siempre existirá el riesgo de ser víctima de un engaño, un error o un vendedor incumplido.

Personalmente creo conveniente hacer la compra apoyándose en un servicio de transferencia monetaria que asegure, de alguna forma, la devolución del dinero o la entrega de la mercancía. Yo mismo he comprado muchas cosas por Internet, desde Japón hasta USA, pasando por toda Europa y Asia. Sólo tres veces he tenido problemas y en las tres la compañía de tarjeta de crédito ha fallado a mi favor. También, dos o tres veces, he sido víctima de cargos erróneos o fraudulentos de compañías que me han adjudicado un producto o servicio que no he adquirido o han fallado en entregar. Igualmente en todos estos casos el banco ha fallado a mi favor.

Para éstas y situaciones similares American Express me ha funcionado muy bien (una llamada y todo arreglado, sin preguntas, sin documentación adicional). En el caso de Banamex había que acudir a una sucursal, presentar una reclamación (y prácticamente identificarse hasta con su DNA para poder iniciar la reclamación) y esperar unos 40 ó 45 días a que proceda la investigación (mientras uno puede verse obligado a pagar para no generar intereses), aunque parece que eso ya ha cambiado un poco (y no sé si fue porque en ese entonces era empleado de Banamex o por el nivel de la tarjeta). Al menos la última vez (hace casi un año) pude hacerlo telefónicamente pero tuve que enviar por fax imágenes de la tarjeta, de una identificación oficial y una carta explicando el asunto y solicitando la anulación del cargo. Demasiado engorro.

El enfoque de American Express es definitivamente uno basado en la confianza hacia el cliente y una relación basada en la buena fe; eso es bueno. Así deberían ser las relaciones comerciales. No me cabe duda que el enfoque de Banamex es el netamente desconfiado enfoque comercial mexicano[10]: aquél en el que la documentación comercial es expedida no porque se le quiera dar confianza y seguridad al cliente sino para darle una garantía al comerciante contra transas y abusos de uno que otro consumidor que quiera pasarse de listo.

Este post lo escribo porque a últimas fechas me han llegado muchas solicitudes y preguntas por consejo al respecto de efectuar una compra por Internet: desde sobre hacer alguna operación bancaria o comercial por algún medio electrónico, al respecto de los consejos que ya ha mencionado, hasta si alguien debe confiar en alguien o un sitio para efectuar alguna operación comercial con un pago en línea. Entiendo que mucha gente se acerque a mi porque saben que ya tengo algo de experiencia al respecto o por mi pasada experiencia trabajando para Banamex (y curiosamente ahora que ya no trabajo ahí recibo muchas preguntas al respecto de los servicios de banca electrónica o de su portal).

De cualquier forma, es muy difícil poder transmitir toda la experiencia o conocimiento en un correo o llamada telefónica como para poder decir si una operación comercial a través de la Internet es legal o segura, así como enseñarle a alguien como identificarla. En general, los consejos que se mencionan en las notas que señalo al inicio de este post son buenas y básicas para poder tanto navegar con seguridad como poder hacer alguna compra a través de la Internet. Sin embargo no dejan de ser lineamientos generales y tanto pueden ser adecuado para evitar caer en un engaño (simple o elaborado) como también pueden ser motivo de paranoia o desconfianza para equivocadamente catalogar de fraudulenta una operación comercial legítima o evitar operar por este medio (como muchas gente así lo confiesa y justifica).

Al final siempre habrá un riesgo, el mismo inclusive a que si uno fuera en persona a efectuar la compra directamente con el vendedor. Debe entenderse que el riesgo no se limita a proporcionar el número de tarjeta de crédito y todos los datos necesarios como para que posteriormente aparezcan cargos por cosas que uno no compró. También puede pasar incluso dando en persona nuestra tarjeta. E igualmente existe el riesgo de que la mercancía misma resulte un fraude, que no se nos entregue, que se nos entregue otra cosa que no sea lo que adquirimos, que se nos carguen costos de envío no mencionados, et cetera. Ustedes piénsenlo, piensen lo peor, lo menos probable que pueda pasar, para todo siempre habrá la posibilidad de que ocurra, siempre habrá un riesgo.

En seguridad informática existen algunos dichos: “la única computadora segura es la que está apagada y desconectada de la red”, “la única contraseña segura es aquella que no se le comunica a su dueño”, “una  aplicación segura es aquella que no se expone a la Internet”, “crear código seguro es posible pero nadie lo paga” y así ad nauseam.

Así, como ocurre con todo en la vida, uno simplemente debe estar consciente del riesgo asociado, estar preparado para el caso en que algo pase y “apechugar” si todas las previsiones al final no funcionan.

Aprenderse y recitar lineamientos de seguridad no es garantía alguna, además de estos uno debe echar mano del buen juicio, sentido común y conocimiento del contexto y entorno. Podría citar aquí, además de los ya mencionados algunos otros lineamientos de seguridad, así como razones en los cuales algunos de estos no funcionan pero hay muchos sitios ya que pueden proveer esto y más, por lo que aquí sólo me limito a la reflexión sobre el asunto y mejor dejo algunas referencias al respecto del tema, en donde ya han sido tratado más ampliamente.

Referencias

  1. “Comprar con seguridad en internet, formas de pago y derechos”, sitio web Miniguias.com. URL: http://www.miniguias.com/miniguias/comprar-con-seguridad-en-internet-formas-de-pago-y-derechos/
  2. Martin Ojeda, “Seguridad en las compras por Internet”M@xChileNET, blog. 2007.11.10. URL: http://geeks.ms/blogs/mojeda/archive/2007/11/10/seguridad-en-las-compras-por-internet.aspx
  3. Rodrigo Lastreto, “Cómo comprar con seguridad en internet. Aprende a manejar tu tarjeta de crédito.”,   Univision. URL: http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=513145
  4. “Guía de seguridad para comprar en Internet”, Rompecadenas, web. URL: http://www.rompecadenas.com.ar/articulos/1203.php
  5. “Compras por Internet”, Alerta en Línea, web. URL: vhttp://www.alertaenlinea.gov/topics/online-shopping.aspx
  6. “Consejos para comprar en internet con seguridad”, proyectosfindecarrera.com, web. URL: http://www.proyectosfindecarrera.com/consejos-comprar/internet.htm
  7. “Diez consejos prácticos para comprar por Internet”, parasaber.com, web. URL: http://www.parasaber.com/economia/ofertas-gangas/comprar-en-internet/como-comprar/articulo/internet-comprar-paypal-centro-europeo-consumidor-ocu-consumidores-derechos-consejos/575/
  8. “Fraudes Online: Compras por Internet”, sitio web Seguridadenlared.org. URL: http://www.seguridadenlared.org/57.html
  9. “Seguridad compras internet”, sitio web cosaslegales.es. URL: http://www.cosaslegales.es/seguridad-compras-internet/
  10. Eduardo René Rodríguez Avila, “Comercio Electrónico II. Factores de Exito y Fracaso“, UPIICSA. Tecnología, Ciencia y Cultura; México, Año XI, Vol. IV, No. 32, Nueva época; mayo-agosto 2003, pp. 18-24. PDF, URL: https://eravila.files.wordpress.com/2010/04/ecommerceii.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s