El Cine Teresa

El pasado lunes 13 de junio, el periodico Excelsior publicó en su sección Comunidad (p. 10) varias fotografías con una nota sobre el actual estado de lo que fue el Cine Teresa y su conversión a centro comercial (al estilo de las plazas comerciales que pululan por esa zona). Seguramente sí hay gente que debe recordar como fue este cine en su mejor época, aunque creo que la mayoría ahora lo recuerda por el negro giro que tomó a partir de mediados de los 90, dedicándose a exhibir cine porno y anunciándolo con infames títulos en su enorme marquesina (que seguro hacían enrojecer a más de uno o enfurecer a algunos otros por atentar contra la decencia y buenas costumbres). Realmente se veía como un lugar de mala muerte en aquella época.

En algún momento entre 1974 y 1976 mis padres nos llevaron a este cine a mi hermana y a mí (siendo uno de los primero recuerdos sobre la asistencia a un cine que tengo) a ver una vieja película sobre las aventuras de Simbad, El Marino (que investigando en la red veo que debió ser la versión de 1947 protagonizada por Douglas Fairbanks, Jr. y Maureen O´Hara. Recuerdo ya poco sobre el film, algunas escenas sueltas (a Simbad evitando caer a un poco con un pulpo carnívoro, por ejemplo) y el hecho de que me toco ver como el proyector quemaba la cinta al atorarse y dejar la imagen fija en un cuadro. No creo que haya durado más de 5 segundos cuando una mancha obscura aparecía en el centro de la pantalla volviéndose un hoyo que aparecía al centro de la imagen y rápidamente crecía, pudiéndose apreciar como la cinta se arrugaba, burbujeaba y se consumía con el calor de la luz del proyector y que al final terminaba por cubrir toda la pantalla. Sin embargo, sí recuerdo que me impresionó el tamaño de la sala del cine, como muchas de las que por aquel entonces solían existir, aún cuando en esa ocasión ya se veía sucio y vetusto, me imaginaba que debió ser algo espectacular en sus inicios. Todas estas enormes salas poco a poco comenzaron a morir en la década de los 80 hasta que apareció Cinemex revitalizando la idea de los cines con complejos de varias salas en lugares donde antes solo había uno.

Tenía años, quizás una década que no pasaba por ahí, hasta un par de semanas antes de la publicación de estas fotografías, pero pasé sin notar la presencia del edificio- como si lo hubiera hecho dormido ya que no recuerdo nada que me hiciera voltear a ver la entrada de este cine -quizás por todo el ambulantaje que hay en la zona. En las fotos que el Excelsior publica, se ve un reluciente edificio que muestra su arquitectura Art Deco. Desafortunadamente el cine acabó como plaza comercial populachera. El edificio por sí solo quizás tenga un elevado valor comercial dado el tamaño del terreno y lugar en el que se encuentra pero estoy seguro que arquitectónicamente, así como históricamente, su valor debe ser considerablemente mayor. Sólo basta ver las noticias que se generaron al rededor de esta fecha al respecto de su transformación en plaza comercial.

Referencias.

  1. Luis Carlos Sánchez , “Cine Teresa. Abre como centro comercial“, fotos Eduardo Jiménez, Excelsior, sección Comunidad pág. 10; edición del 13 de junio de 2011. URLhttp://excelsior.com.mx/PlugIn/flipbook/periodico.php?seccion=comunidad&fecha=13-06-2011.
  2. Luis Carlos Sánchez y Virginia Bautista, “El Cine Teresa, una pérdida que lamentar“,  Excelsior, sección Comunidad pág. 9; edición del 15 de junio de 2011. URLhttp://www.excelsior.com.mx/index.php?m=nota&buscado=1&id_nota=744922

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s