De Banamex y sus transas.

El pasado mes de octubre escribí un post al respecto de un reparto de utilidades (PTU) complementario a un ejercicio fiscal de 10 años atrás de Banamex. Investigando un poco más sobre el asunto, me he enterado que este ajuste se debe a que el banco perdió ante el SAT un litigio sobre deducciones que presentó usando los intereses generados por los fondos de pensiones de sus trabajadores para el ejercicio fiscal de 1999. El SAT rechazó dicha deducción (algunas fuentes citan que el SAT calificó la operación de ilegal) indicando que el banco sólo podía deducir las aportaciones que éste hubiera hecho como patrón.

Las notas publicadas en los diarios al respecto del fallo son breves en los detalles sobre el litigio. Esencialmente, sólo dan cuenta del resultado del litigio y citan algunos antecedentes o elementos sobre cuál era la causa. Mas, sin embargo, si apreciamos el contexto también podremos ver qué es lo que realmente Banamex estaba haciendo.

Como parte de las deducciones a las que toda empresa tiene derecho al presentar en sus obligaciones fiscales, el banco dedujo las aportaciones que éste hacía a los fondos de sus trabajadores. Dichas aportaciones van a cuentas de pensiones que el mismo banco administra por lo que, siendo él el patrón, aparentemente consideraba que los intereses que sobre éstas se generaban contaban a su vez para ser deducidos.

No sé si escribir que Banamex estaba actuando como “juez y parte” sea realmente lo apropiado, ya que la operación supongo que le valía al banco para que además le permitiera declarar un monto menor sobre el que se efectuaría el cálculo del PTU, embolsándose dinero que debió ser repartido entre sus trabajadores. Así que el escribir que el “banco se estaba pasando de lanza” también ronda mi mente. Banamex no sólo estaba ahorrándose impuestos, entregando buenas ganancias ante sus accionistas y dueños, y hacía gala de ser buen patrón ante sus trabajadores al aportar una determinada cantidad a sus pensiones. En suma, estaba matando varios pájaros usando una misma piedra.

No puedo dejar de pensar también que tanto los representantes legales del banco ante las autoridades hacendarias, así como su Consejo de Dirección (quién que debió autorizar lo que se estaba presentando), si bien consideraban no estaban actuando ilegalmente seguro sí estaban conscientes de que hacían uso de un resquicio legal. No dudo que, en su momento, al que tuvo la gran idea y capitalizó la acción como un “ejercicio de contabilidad creativa” y de ahorro para el pago de impuestos, seguro lo premiaron.

Afortunadamente el SAT detectó la maniobra y reparó en la aceptación de la declaración del ejercicio fiscal presentado por Banamex, ya que no sólo estaba transándose a sus trabajadores sino al país también al tratarse de impuestos no recaudados. Las notas en los diarios indican muy poco al respecto del descubrimiento y lo que siguió.

Referencias.

  1. Revés a Banamex“, Zócalo Saltillo, 24 de marzo de 2011, web,  URL: http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/reves-a-banamex.
  2. Banamex pierde litigio contra el SAT“, SDPnoticias.com, 24 de marzo de 2011, web, URL: http://sdpnoticias.com/nota/24228/Banamex_pierde_litigio_contra_el_SAT.
  3. Noquea el SAT … ¡a Banamex!“, elimparcial.com, 24 de marzo de 2011, web, URL: http://www.elimparcial.com/EdicionDigital/Ediciones/20110324/PDFS/General_3.pdf
Anuncios

5 comentarios en “De Banamex y sus transas.

  1. Según la fuente del imparcial, 240 millones inicialmente se quiso ahorrar (esquilmar??) el banco, finalmente le cayeron créditos fiscales por $800 millones, más las erogaciones de un ejercito de abogados durante todo este tiempo. Que increíble derroche de tiempo y energía con tal de robarse el patrimonio de los trabajadores y de la nación. Saludos.

    Me gusta

  2. AMIGOS BUENAS TARDES, A MI TAMBIEN ME HICIERON UNA JALADA EN BANAMEX COMO EMPLEADO, ME QUEDE CON LA DUDA DE LAS UTILIDADES DEL 2001 EN QUE QUEDARON?

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.