Tentaciones, tentaciones, tentaciones.

No se porqué pero me ocurre frecuentemente toparme con tarjetas olvidadas en los cajeros automáticos.

Anuncios