Getting Things Done (7)

En GTD, un proyecto se define como todo aquel resultado que requiere uno o más pasos para su realización. Para los que están acostumbrados a administrar proyectos seguramente les parecerá un enfoque demasiado simplista pero, siendo honestos, es la esencia de todo aquello que consideramos como un proyecto.

El razonamiento detrás de esta definición es que todo aquello que no puede ser completado en una simple acción siempre tendrá algo que deba ser hecho para poder ser terminado, por lo que se tendrá algo que inevitablemente estará rondando en nuestra mente.

Considérese también que uno “no hace proyectos”, uno realiza acciones que nos acercan un poco más a obtener algo como consecuencia de la suma de esfuerzos y resultados de la sucesión de pasos agrupados e identificados por un nombre. Esfuerzos y resultados al que están encaminadas  las acciones para lograr las metas y objetivo de nuestro proyecto.

Todo proyecto requerirá una cierta cantidad de energía para la transformación o uso de material o información de insumo o soporte, en la construcción o búsqueda del objetivo y resultado del proyecto. La recomendación es que todo este material se guarde fuera de la vista pero manteniendo un fácil acceso a este para cuando se necesite.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s