De producto a iconos culturales

A mi generación le tocó nacer y desarrollarse con varios iconos populares y memes bien establecidos, especialmente aquellos derivados del entretenimiento por medios masivos como es la TV y películas, y nos ha tocado ver establecerse a varios otros con el correr del tiempo.

Mickey Mouse in “Steamboat Wille”, 1928.

Antes de la Era del internet, este proceso era tan lento, que no nos percatamos del proceso en el que también estábamos inmersos. Simplemente lo tomábamos como parte de nuestra existencia misma. Pocas veces podíamos contemplar cómo es que se daban las cosas, es necesario que el proceso ocurra lo suficientemente rápido para percatarnos de ello antes de que pase un tiempo suficiente para que los “arqueólogos” entren en escena.

Los Angry Birds creo que es uno de estos pocos casos. Estos personajes han tomado tanta notoriedad que han abandonado ya el entorno en el que surgieron y cobraron fama.

Surgidos del mundo de las aplicaciones (juegos) para dispositivos móviles, comenzaron a aparecer de manera dispersa como juguetes (peluches) y artículos promocionales (plumas, llaveros, calcomanías). Hasta este punto como una respuesta natural de negocio para la explotación de una idea productiva (aunque quizás mucho esto no por parte de sus dueños y bien sí como una oportunidad apreciada por pequeños publicistas y piratas para quienes generaron ingresos que la gente de Rovio jamás vieron e inclusive supieron).

Personalmente, cuando comenzaron a ser utilizados como artículos promocionales para cierta empresa productora de comida chatarra supe que estos personajes habían cruzado una frontera que posiblemente haría que éstos se anexaran definitivamente a nuestrto bagage cultural.

Con el inicio de las campañas publicitarias para la venta de artículos escolares, los Angry Birds han vuelto a ser utiilzados tanto como producto como elemento o vehículo de ventas (no se como le dirán los mercadólogos). No sólo las imágenes de estos personajes están siendo empleados para decorar el material escolar (cuadernos, pegamentos, lápices, etcétera) sino que éstos y la música del juego en el que surgieron son usadas para atraer la atención del consumidor a los anuncios que son transmitidos por radio y televisión. Incluso hay anuncios que pomocionan artículos que no necesariamente incluyen a estos personajes.

Este es el punto en el que, creo, dejan de ser un producto y se convierten en esos símbolos que identifican una era.

Referencias.

  1. Eduardo René Rodríguez Ávla, “Angry Birds Space“, blog, 2012.03.10. URL: https://eravila.wordpress.com/2012/03/10/angry-birds-space/

2 comentarios en “De producto a iconos culturales

  1. buen día! leí un comentario que a ud. prefería la versión anterior de bancanet, también yo, pero ya no puedo entrar, ud aún puede? me agradaría si me puede decir si a hay alguna forma de poder hacerlo, de antemano, gracias!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s