GTD, again

Desde hace algo de tiempo he venido escribiendo algunas cosas sobre la técnica de administración del tiempo (o “administración de pendientes” quizás sea el mejor nombre que le acomode) de David Allen. De hecho había escrito varias entradas que se quedaron en borradores desde hace ya mucho tiempo y que poco a poco he venido sacando.

GTD book cover

Hay algo que me atrae mucho de esta técnica, y al mismo tiempo hay algo que no acaba por convencerme. Quizás sea simplemente que yo no acabo de ajustarme a ésta.

De lo primero es su dualidad o dimensionalidad entre el aspecto de planeación y definición de los  pasos, tareas o actividades que definen los proyectos o aquello que debe hacerse para alcanzar un propósito, y la ejecución de todo esto para alcanzarlo (los “contextos” en terminología GTD). Hay también algunas cosas en la definición de esta técnica y su soporte o conceptualización que me parecen atrayentes y que están en el borde de la simplicidad de la técnica y la complejidad de todo el asunto que pretende solucionar.

Complejidad

Sobre lo segundo, lo que no acaba de convencerme o a lo que no puedo adaptarme, no puedo definirlo del todo. Simplemente no he podido aplicar o sacar provecho de la técnica como se supone debo y mi vida sigue siendo un desorden.

OmniFocus

No sé si se deba a la herramienta que estos empleando para aplicar esta técnica (Omnifocus) o si es falta de disciplina por mi parte (que seguramente hay algo de ello). Uno de los problemas que tengo con Omnifocus es el manejo jerárquico de las clasificaciones u organización que se hace sobre los proyectos y contextos (particularmente esto último).

Things

A diferencia de otras herramientas (Things, por ejemplo) en donde la clasificación contextual se basa en etiquetas, la jerarquía arbórea que impone Omnifocus aparece con cierta inflexibilidad que se antoja poco práctica en cierta situaciones y nos lleva (o da la impresión) de perder de vista algunas actividades. Por supuesto, el saber si esto no ocurre por una mala selección de  los contextos es una duda que siempre está presente.

Árbol

El enfoque de etiquetas parece que nos libera de esto ya que éstas son simplemente elementos que permiten filtrar las actividades que pueden verse en determinado momento (contexto). Así, ya sea con una o varias etiquetas, uno puede seleccionar las tareas que uno quiere sean visibles para poder determinar cuál ejecutar. El enfoque jerárquico de Omnifocus nos obliga a atravesar toda la jerarquía.

postorder inorder preorder

También está el asunto del tiempo. Yo durante mucho tiempo basé mi estrategia de administración del tiempo en el establecimiento de horarios. Luego llegaron las prioridades. Pero, ante el crecimiento de pendientes a atender, el establecer un horario y tratar de atender prioridades sólo propició la acumulación de actividades. Sabía que necesitaba otra técnica ya que la que usaba quedó rebasada. Inclusive atendí un curso de administración del tiempo (Do-it!) para tratar de hacer algo.

Tantos años de depender el tiempo quizás sea algo difícil de olvidar, de cualquier modo no logro adoptar cabalmente la técnica GTD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s