Causas y efectos

La noticia del fin e inicio de semana fue sobre el resultado (aparente) del caso de Ayotzinapa. El lunes todos los columnistas y reporteros externaban sus críticas, condenas, asombro y recriminaciones1-5 contra muchas cosas pero especialmente contra el sistema legal y político, simbolizado o representado por individuos u organizaciones. Yo, de antemano no digo tener la respuesta o solución, pero considero que muchas de estas visiones están muy cortas. Por lo que quejarse, condenar, señalar no sirve de mucho. Todos estos reporteros y columnistas de prensa, radio, TV e internet tienen una mayor capacidad de convocatoria y pueden lograr más que sólo señalar faltas, errores, omisiones y descubrir “el hilo negro” pero la mayoría sólo se centra en sólo criticar, satanizar y reprobar cuanta cosa diga o hagan otras figuras públicas, personalidades o investigadores, aún a sabiendas que ellos (los articulistas) estan lejos de ser una autoridad en el tema. Pero esto es lo que vende y por eso lo hacen.

Por ejemplo, en una de estas opiniones, tratando de responder a cómo era posible que una persona o grupo de individuos se desarrollara socialmente alejada de ciertos valores y conductas (o que los perdiera), respondía que sólo bastaba ver la pobreza o abandono del entorno en el que se desarrollaba para entenderlo.  La respuesta o explicación, como varias otras, implicaba la existencia de (al menos) dos realidades sociales, una pobre y otra no pobre (que incluye desde ricos hasta aquellos que por lo menos cuentan con ingresos que por lo menos les mantiene lejos de delinquir por tratar de hacerse de recursos por sobrevivir, al inicio, y luego por crecer).  Sí, esta es una buena explicación pero sólo una parte de ella. Nadie comenta que, por ejemplo, el granito de arena que todos ponemos en el asunto. Desde la desidia y pasividad ante el nulo proceder de los servidores públicos y sus excesos (desde el policía de tránsito que se pasa de vivo cazando automovilistas de los que puede sacar algo- justificada o injustificadamente – hasta los legisladores de más alto nivel con sus parientes y colaboradores que se dan una vida de lujo, renombre y notoriedad a expensas del cargo y erario). Luego viene el conocimiento de todos nosotros sobre la falta de legislación en diversos aspectos de nuestra vida y actividades, que nos da la garantía de poder exigir un trato justo e igualdad de oportunidades, sobre el cual hacemos poco, nada y tratamos de darle la vuelta justificándonos con “es mejor pedir perdón que permiso”. Luego viene el conocimiento que tenemos que nuestro sistemas legales no funcionan como deberían. El conocimiento de la impunidad que impera por la ineptitud de quienes procuran justicia y el también tardío desempeño de quienes la imparten. Son muchas cositas, muchos factores que se van sumando, uno tras otro y que encuentran un punto de maduración en los extremos de la “galaxia social”, donde no hay reflectores, donde las cosas pueden y se hacen en “lo obscurito”, donde todo está olvidado y a donde sólo se voltea cuando algo malo pasa.

Lo que digo es que es culpa de todos.

Mea Culpa

Referencias

  1. Victor Beltri, “La Mano Negra“, Excelsior, sección Nacional,  pág. 4, México, D.F., 2014.11.10. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/10-11-2014/portada.pdf.
  2. Francisco Zea, “Momento de sacrificar alfiles“, Excelsior, sección Nacional,  pág. 6, México, D.F., 2014.11.10. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/10-11-2014/portada.pdf.
  3. Jorge Fernández Menéndez, “¿Sospechosos, omisos o cómplices?“, Excelsior, sección Nacional,  pág. 8, México, D.F., 2014.11.10. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/10-11-2014/portada.pdf.
  4. Leo Zuckermann, “Por qué no les creen que los asesinaron y quemaron“, Excelsior, sección Nacional,  pág. 9, México, D.F., 2014.11.10. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/10-11-2014/portada.pdf.
  5. José Cárdenas, “#YaMeCansé: Murillo Karam“, Excelsior, sección Nacional, pág. 12, México, D.F., 2014.11.10. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/10-11-2014/portada.pdf.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s