De cultura e infraestructura vial (22)

El post de la semana pasada incluía varias referencias al tema de los ciclistas. Revisando las referencias de dicha entrada uno debería considerar que esencialmente que hay dos aspectos clave en el problema de los ciclistas en la dinámica y entorno de movilidad de la Ciudad de México.

¿”Problema”? Seguramente se preguntarán algunos, ¿por qué un “problema”? Y no faltará quién señale que sería equivocado pensar en que el fomento de la bicicleta en una ciudad como la nuestra no debe ser considerado un problema sino una solución.

Sí, pero hasta la mejor idea trae consecuencias funestas si no se adopta apropiadamente. Ciertamente es menos probable y de consecuencias menos severas (materiales o a un individuo) un accidente en bicicleta, pero no por ello imposible. Un accidente de bicicleta puede ser mortal para un peatón o para el ciclista mismo y sin que ningún vehículo automotor intervenga, sin mencionar los distintos accidentes que un ciclista puede provocar y el entorpecimiento de la dinámica vehicular existente.

Siendo así, ¿por que deberían ser diferentes (o inexistentes) las reglamentaciones para los ciclistas? Hay varias razones pero las expondré en el siguiente post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s