De cultura e infraestructura vial (35)

¿Qué pasaría si los taxistas fueran un ejemplo a seguir? ¿Influiría en la conducta de la ciudad? De cuando en cuando sale una nota1 que celebra el buen comportamiento de uno de estos trabajadores del volante. Se hace mucho alboroto, pues para el colectivo no son alguien de quien esperar un comportamiento de esta forma. Para la mayoría son un mal necesario.

Por esto, cuando las aplicaciones de Uber y Cabify ingresaron en el mercado nacional, tuvieron éxito. Los taxistas no pudieron evitar sentirse amenazados, al menos eso dicen, yo digo que se sintieron celosos. Mi sentir es que la autoridad ya les pide demasiado para operar (que al final ni vigila y ni sirve), que quienes tratan de hacer su labor honradamente ven una clara desigualdad. A uno “le piden las perlas de la virgen” (los taxistas) para operar mientras que otro llega sin regulación de por medio y hasta cobra más (Uber y Cabify).

Si los taxistas fueran un ejemplo a seguir, seguramente hubieran recibido apoyo popular; la gente misma hubiera rechazado un servicio más caro si el precio fuera sólo la diferencia. Pero no fue así, hay una diferencia de calidad. Si los taxistas fueran un referente de rectitud y seguimiento al comportamiento vehicular, industrias como Cabify y Uber encontrarían una mayor resistencia de la ciudadanía para ser adoptados pero dada la forma en que estos servicios fueron adoptados y toda la controversia generada a su alrededor, podemos darnos una idea del sentir del público en general alrededor de los taxistas, culpa de ellos y de la autoridad2-6.

Mal aconsejados los taxistas hicieron lo que la mayoría de los grupos que se manifiestan hacen: causar problemas pensando que atraer la atención les traería simpatías y el respaldo para acabar rápidamente con el problema para evitar sus manifestaciones. Muy inteligentemente Uber (no supe si Cabify también lo hizo) aprovechó el momento para promocionarse dando servicio gratuito ese día.

Los taxistas creen que tienen un mercado cautivo y el monopolio de su negocio. La autoridad también es culpable de no hacerles entender más severamente que se trata de un servicio concesionado. Consideran que el pago de todo cuanto trámite les pide la ciudad es para garantizar ese negocio y que ya dentro de éste pueden hacer lo que les venga en gana. No entienden que la mayoría de las personas los ven como un mal necesario y que en el momento en que aparezca una alternativa nueva preferirán probarla (y quedarse con ella si su calidad es mayor). Los taxistas pudieron, por ejemplo, aprovechar el momento para forzar a que las autoridades les disminuyeran el costo de sus trámites e impuestos en lugar de ponerse a chillar porque otro servicio apareció para competir por un pedazo de un pastel que ya les queda muy grande.

No es raro toparse en la CDMX a algún taxista que le confiesa a uno que el es un empresario, profesional o cualquier otra cosa y que se lamenta que la gente los desprecie por ser taxista, pensando que es solamente una persona sin preparación, sin oficio ni beneficio que tuvo que dedicarse “al volante” porque no tenía de otra. Al contrario, señalan que se dedicaron al volante porque lo encontraron más lucrativo que aquello para lo que estudiaron o cualquier otro negocio que hayan intentado.

Los taxistas son, en su gran mayoría atentos con su pasaje. Hay de todo por supuesto, uno encuentra desde aquellos que pueden ser objeto de noticia hasta aquellos que merecen se les retire la concesión lo más pronto posible. Son en general agresivos con el resto de los conductores, eso sí. Yo, personalmente, creo que muchos de ellos están en este oficio porque fueron incapaces de encontrar o mantener uno mejor remunerado (en términos monetarios y de calidad de vida).

Referencias

  1. Taxista se torna héroe,” Excelsior, sección Nacional, página 26, Ciudad de México, 2015.05.14. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/14-05-2015/portada.pdf.
  2. Víctor Beltri, “Innovación: los Uber que vienen,” Excelsior, sección Dinero, columna “Innovación Sistemática“, página 14, Ciudad de México, 2015.05.28. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-dinero/28-05-2015/portada.pdf.
  3. Maricarmen Cortés, “La Cofece recomienda no restringir a Uber,” Excelsior, sección Dinero, columna “Desde el Piso de Remates“, página 6, Ciudad de México, 2015.05.28. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-dinero/28-05-2015/portada.pdf.
  4. José Yuste, “Uber y Cabify, buena competencia,” Excelsior, sección Dinero, columna “Activo Empresarial“, página 2, Ciudad de México, 2015.06.11. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-dinero/11-06-2015/portada.pdf.
  5. Alicia Valderve, “Recomiendan regular a Uber,” Excelsior, sección Comunidad, páginas 4 y 5, México, D.F., 2015.06.11. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-comunidad/11-06-2015/portada.pdf.
  6. Francisco Pazos, “Pide una autorregulación supervisada,” Excelsior, sección Comunidad, portada, Ciudad de México, D.F., 2015.06.21. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-comunidad/21-06-2015/portada.pdf.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s