De cultura e infraestructura vial (44)

Por supuesto que no puede hablarse de urbanismo sin considerar la vía publica. Antes de hablar de obras espectaculares y faraónicas debe tenerse presente el camino que llevará a ellas: la calle.

La calle, la vía pública siempre será tema de debate. Todos reclaman derecho sobre ésta: desde el “franelero” que la pelea bajo el estandarte de “la calle de es de quién la trabaja” (enarbolando la bandera de Zapata, como todo partido populachero les ha enseñado) hasta el peatón que se atreve a transitar en ésta bajo la idea que es tierra sin ley y donde es rey (presumiendo un derecho a hacer lo que le viene en gana); pasando, claro, por conductores que piensan las hicieron para su uso exclusivo y autoridades que creen que están ahí para que ellos las admini$tren. Todos y ninguno tiene razón. La calle es de todos y de ninguno. Aunque suene contradictorio pero cualquiera con sentido común entenderá lo que digo.

Dentro de la sana convivencia que el uso de los espacio públicos representan, debemos incluir también a los comerciantes. Desde aquellos que requieren que el espacio público esté libre para que la clientela puede llegar a ellos hasta aquellos que requieren espacio en la calle para poder llegar a los clientes. Están quienes necesitan un espacio en la calle para que sus proveedores puedan surtirles. Están los que necesitan un espacio en la calle para tener al alcance sus transportes. Están los que necesitan que retiren a los ambulantes frente a ellos para, por lo menos, tener una competencia justa con otros vendedores legalmente establecidos. Y, están también, los que se han extendido a la calle ante la falta de autoridad, mala o corrupta aplicación de la ley o los vacíos legales que nunca faltan.

BebidasDe estos últimos, resultan particularmente ostentosos los restauranteros. Colonias como Polanco, Hipódromo-Condesa y la Roma (particularmente estas dos últimas) han visto como sus calles y aceras han sido invadidas por los valets parking y el mobiliario del restaurante. Hay restaurantes que incluso han llegado a modificar la acera de tal manera que caminar por ésta es ahora entrar al restaurante (como ejemplo basta ver lo que “El Parnita” hizo en Av. Yucatán en la colonia Roma). El peatón ahora no sólo se ve obstaculizado por el mobiliario del restaurante en su libre andar; debe ahora lidiar con los comensales.  A este respecto hay que tener en cuenta lo siguiente, dado que los restauranteros consideran ya la vía publica como parte de su establecimiento y expiden licores y cuanta bebida embriagante estén autorizados (o no) para hacerlo (al igual que en otros estados, donde ya se ha llamado la atención al problema). Confrontaciones con uno que otro comensal, envalentonado o envalentonada por algunos tragos, con transeúntes no es raro.  Al parecer esto no preocupa a muchos, pero por ejemplo en la col. Roma, donde hay varias escuelas de educación básica y escolar (así como clínicas y hospitales), donde no es raro ver a gente empujando una carreola, ¿consideraría normal o apropiado que sus hijos solos, o usted con ellos, su esposa paseando al bebé, o alguien con muletas deba pasar por el interior de una cantina para llegar al parque, la escuela o doctor? Pues es o es lo que ocurre actualmente en las aceras de muchas colonias, donde la acera es ya parte del bar, cantina o restaurante. Ya me ha tocado verlo o vivirlo. Ya me ha tocado ver situaciones en las que un plato o bebida es derramada por un transeúnte o algún roce con alguna pertenencia o comensal, que inicia un altercado. Ya me ha tocado ser molestado al pasar por uno de estos negocios donde un comensal ya alcoholizado se puso pesado.

Finalmente, las tiendas y comercios de otros giros también llegan a hacer uso de las aceras para exhibir o colocar mobiliario o contenedores de sus productos. Al final el peatón simplemente se hace a un lado pero esto no es lo correcto. El problema en estos casos es que tarde o temprano ha llevado y seguirá llevando a algún incidente.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s