De cultura e infraestructura vial (46)

Para concluir con el asunto del urbanismo, como mencioné ya en un post previo de esta serie, con los conocimientos de urbanismo que corresponden a nuestra era, resultan inconcebibles los problemas que tenemos con el uso de las aceras1. No sólo debe uno lidiar con su deterioro, obras sobre éstas, el uso inconsciente e indiscriminado del comercio (formal e informal) sino también con el propio mobiliario urbano. Pareciera que si bien las autoridades al respecto carecen del sentido común o inteligencia para hacer algo bien, el encargado de realizar las obras sufre del mismo problema y de ceguera también1.

Hay otros problemas, claro, como el de los desechos caninos que muchos dueños dejan al pasear temprano a sus mascotas, a horas en las que poco gente hay en la calle y no pueden ser reprendidos. Como es en este caso, creo que también lo es para lo que escribí en el párrafo previo: la laxa aplicación de los reglamentos y el descuido de las autoridades.

Referencias

  1. Kenya Ramírez, “Ven las banquetas como zona minada,” Excelsior, sección Comunidad, página 4; Ciudad de México, D.F., 2015.06.21. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-comunidad/21-06-2015/portada.pdf.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s