De cultura e infraestructura vial (51)

RedOtro mal ejemplo para ilustrar mucho de lo que he venido hablando (al respecto de la mala planificación urbana, el “ensalsamiento” al peatón y las políticas gubernamentales al respecto) es lo que hace tiempo se publicó en el Excelsior al respecto de una “policía peatonal”1 y que no era de un cuerpo policiaco dedicado a la vigilancia de la conducta del peatón sino de un cuerpo policiaco para cuidar al irresponsable peatón cometiendo más irresponsabilidades. Y, para muestra, que mejor ilustración que la imagen que ilustra al referido artículo1.

Hay varios puntos aquí. Uno de ellos es el que se sepa de cruceros peligrosos para el peatón; cruceros con una elevada estadística de atropellamientos. No hay mas ciencia en ello. Sabemos que también se tienen identificados crucero que son peligrosos por el índice de asaltos cometidos en ellos. Pensemos sobre ambos, ¿por qué se da ello? El terreno delictivo es fácil imaginar que un determinado lugar presenta mayores estadísticas de atracos porque en éste se obliga al vehículo a detenerse o disminuir su velocidad, porque está obscuro, porque ofrece una salida fácil al delincuente, porque se obstaculiza el escape de la víctima y, sobre todo, porque ahí las autoridades no han hecho nada. Supongo que el lector sabrá de la teoría de las ventanas rotas, consecuencia de un efecto de “bola de nieve“.

Traslademos dicho entendimiento al plano peatonal. ¿Por qué existen cruceros peligrosos para el peatón? No puede ser un sólo factor, sin lugar a dudas se debe a la combinación de varios factores y situaciones que deben conjuntar la velocidad que en dicho punto adquieren los vehículos y la visibilidad sobre los peatones. ¿Pondría alguien una salida de vehículos pesados en una curva ciega de una carretera? Obviamente no, es el llamado a un desastre. Cualquiera con sentido común entiendo que, dependiendo de su velocidad, un vehículo debe contar con un determinado espacio para poder detenerse (una vez que su conductor ha entendido que debe hacerlo). Si el conductor no sabe que deberá detenerse, ¿por que habría de disminuir su velocidad? Uno simplemente no puede ir y vivir con el “¿y sí?”. Por esto se establecen reglas, para establecer un orden y tratar de disminuir riesgos.

Si existen cruceros peligrosos para el peatón se debe a que en ese punto un vehículo no puede ser controlado a tiempo para evitar impactar un objeto que aparezca en la trayectoria del vehículo. También cabría preguntarse el porqué un objeto (específicamente un peatón) habría de aparecer súbitamente en la trayectoria del vehículo. Sólo dos explicaciones pueden haber: el paso de peatones no está regulado o la regulación existente es inoperante. La primera se refiere a que dicho punto no es una esquina, por ejemplo, o de serlo no existe un semáforo en ésta; mientras que la segunda se refiere a que aún existiendo un semáforo, éste no funciona (descompuesto) o el tiempo de paso que brinda es poco para poder desalojar el volumen de caminantes en la zona (al final que no funciona y es como si estuviera descompuesto o no existiera).

Sin entrar en polémicas de porqué dicho punto debe ser cruzado por peatones (quizás por consecuencias u obras en ese punto, cambios que se dieron en el camino peatonal de repente o poco a poco, el caso es que fue convirtiéndose en un cruce peatonal) y por qué se  ha vuelto peligroso, lo importante es llevar a cabo acciones para revertir dicha situación. De las posibles alternativas, la permanente y más costosa aplicable cuando el volumen peatonal o vehicular no puede ser regulado de forma que ambos puedan tener tiempo suficiente y frecuente de paso parta evitar aglomeraciones, es el de la creación de pasos a desnivel (puentes por encima o debajo de la calle) vehiculares, vienen después los peatonales. Una alternativas menos costosa es la vigilancia, pero sabemos que esto es temporal, y quizás la mejor sea revisando que el flujo puede ser regulado con la revisión de los tiempos y sincronía de los semáforos.

Referencias

  1. Gerardo Jiménez,”Proponen crear el policía del peatón,” Excelsior, sección Comunidad, página 6, Ciudad de México, 2013.05.21. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-comunidad/21-05-2013/portada.pdf.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s