積ん読

Tsundoku. El continuo acto de comprar libros pero nunca leerlos, apilándolos en la habitación y disminuyendo, con cada uno, la oportunidad de leer los previamente adquiridos. El origen de “tsundoku” se encuentra en el slang japonés “tsun-doku” (積ん読).  積ん読 viene de 積んでおく (“tsunde-oku“) “apilar cosas para después” y “dejar” o quizás más apropiadamente “apilar y dejar para después”, y 読書  (“dokusho“) “lectura de libros”. Tsundoku es también un término empleado para referirse  a libros listos para leerse después cuando están en una repisa.

tsundoku

El tsundoku es uno de mis demonios internos, uno que no se ha limitado al mundo físico sino también al virtual, donde la habitación es el disco duro de mi computadora, mis buzones de correo, mis cuentas en Twitter. Cada una con una interminable lista de documentos, correos y tuits con material o ligas a material que he dejado para leer después, con calma. Un después que parece no llegar jamás.

A Karl Lagerfeld quote

No he podido evitar notar el kanji intermedio, que asemeja a una “h” cursiva.

Tsundokuy así, no he podido dejar evocar a la constante de Planck y su formulación reducida

h barque en consecuencia  me llevan a recordar al principio de incertidumbre de Heisenberg.

Heisenberg uncertainty principle equation¿Será a caso que del tsundoku  a la incertidumbre hay tan sólo una pequeña distancia? Si uno lo piensa bien, parece que así es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s