Y una cosa lleva a la otra (2)

No hace mucho, mientras elaboraba el post correspondiente a la revisión del nuevo reglamento de la CDMX, me topaba con el término “espirado“, que no niego pensé se trataba de un error de redacción. Por no dejar, revisé si el término lo tenía registrado la RAE, y sí lo tenía. Aprendí en ese momento sobre el aire inspirado (inhalado) y el aire espirado (exhalado).

Unos pocos días después escribía en Twitter:

De inmediato “me cayó el 20” y el resto no fue difícil de deducir. “Andar inspirado” seguro se originó en aquellos tiempos en los que se recurría a inhalar algún tipo de estimulante (seguramente chamanes, sacerdotes y pitonisas en un inicio; posteriormente por alguno que otro artista o iniciado que buscaba un “contacto divino” que le ayudara a crear o alcanzar cierta iluminación). Así, la frase seguramente se originó al referirse del estado adquirido por alguien que se encontraba creativo o ilustrado en cierto momento bajo el efecto de alguna substancia que se pensaba incrementaba sus percepciones sensoriales o cognitivas.

Hovercats

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s