Y la verdad es una vergüenza

Dicen por ahí… que hay tres cosas en México con las que uno no debe meterse: la bandera, el himno nacional y la Virgen de Guadalupe. Ya sea por rebeldía, protesta, expresión artística, llamar la expresión o mera puntada, cada que alguien se mete con estos tres símbolos termina mal. Ejemplos hay muchos y no voy a enumerarlos, este post es por otra razón.

A uno de mis gordos le encargaron de tarea imprimir el himno nacional; “las cuatro primeras estrofas”, decía la nota en el control de tareas. Al ser ya tarde decidí ayudarles con esto. En un inicio pensé sería algo simple, “googlear” por el himno nacional, imprimir y listo. Por supuesto Google devolvió varias miles de entradas pero, fuera de la Wikipedia, la mayoría era de sitios menores (personales, comerciales, de alguna escuela, grupo u organización). Muchos de ellos diciendo “que tenían el himno completo” u “original”. ¿Completo? Bueno, la tarea sólo pedía las cuatro primeras estrofas pero ¿las cuatro primeras estrofas correspondían en el mismo orden a la versión completa? ¿Original? Sí, fue compuesto hace mucho y quizás algunos cambios se habían hecho. Por supuesto, sé que lo que en las escuelas se enseña y canta era una versión recortada o adaptada de la obra original pero ¿era la oficial? ¿O la oficial es la completa? Dudas, dudas, dudas.

Thinking...

Por supuesto lo que dictaba el sentido común era buscar por la versión oficial pero ninguna de las respuestas de Google eran de alguna autoridad u organismo federal mexicano. “Bueno, olvidemosnos de Google y busquemos directamente con una autoridad.” La SEGOB fue mi primera suposición. Al menos las búsquedas visuales y directas en el sitio de la SEGOB no dieron indicios rápidos de lo que buscaba. La facilidad de búsqueda en este sitio y de algunas otras dependencias (la SEDENA entre ellas), daban resultados sobre archivos sonoros del himno completo o himno oficial, pero nada escrito. ¿Utilidad de tener estos archivos sonoros en lugar de algún texto  como el que buscaba? Aún no la veo.

Mi experiencia en el uso de buscadores me dice que si a los cinco minutos, tres páginas de resultados y tres o cuatro variantes de términos de búsqueda no encuentro lo que busco es casi seguro que la búsqueda va a ser infructuosa; a los 10 minutos declaro inexistente lo que busco. A los quince minutos generalmente me doy por vencido. Dediqué 20 en este caso y opté por tomar el que me daba mejor presentación y citaba al artículo 57 de la Ley Sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales.

El primer punto de esta entrada es que, si uno busca la letra de nuestro himno, la primera respuesta de cualquier buscador debería ser un sitio oficial de nuestro gobierno, no la Wikipedia, no un sitio de tareas. Un segundo punto es que si quiero saber sobre o tener la letra o información de nuestro símbolos nacionales, los sitios oficiales de nuestro gobierno deberían dárnoslos fácilmente.

Al final de mi búsqueda me preguntaba que pasaría si necesitaba información para reproducir nuestro escudo, bandera o cualquiera de nuestro lábaros patrios. Seguramente una búsqueda infructuosa otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s