El repositorio

La castellanización del término inglés “repository,” que se emplea al denotar un contenedor para almacenar y preservar de forma confiable algo, ha sido motivo de molestia para todos a quienes nos gusta tratar de mantener un español limpio. Desafortunadamente, en áreas donde el idioma inglés trae nuevos términos técnicos y científicos, es difícil. Recientemente me he topado en varias situaciones en las que este termino ha aparecido y algunos recuerdos han sido evocados.

Doubt

“Repositorio” es una de esas palabras que muchos, por flojera o ignorancia, emplean pensando que es lo más adecuado como traducción de repository. Esta es una palabra que se usa regularmente en el ámbito de la informática para referirse a un simple y llano depósito de datos. A veces es usado para algo que esto implique. Y aquí es donde empiezan las desviaciones, cual carretera con sus salidas y tréboles.

Trebol en carretreras

Por ejemplo, en Banamex, lo suelen (o solían) emplear para referirse a un controlador de versiones, que irónicamente es para lo único que se usaba.Y éste es uno de esos recuerdos traídos, y que no hace mucho escribía al respecto.

Brain Loss

En el caso de Banamex, lo chistoso del asunto es que el software y su depósito asociado no era más que un requisito a cubrir y que había perdido todo sentido. Simplemente se trataba de “subir” el paquete de piezas (programas y archivos relacionados) a este depósito para poder obtener la autorización y poder hacer llegar el paquete de piezas a producción, no importaba  de donde hubieran salido. Podría contarles muchas anécdotas de terror al respecto.

Un zombie

Pues sí, les cuento una. Por ejemplo, ocurrió una vez que el área fue evaluada por una empresa de servicios de consultoría. Al director del área se le hizo simple decirle a esta empresa que evaluara el costo de sus servicio con base en las lineas de código almacenadas en el susodicho depósito. Todos estallaban en carcajadas cuando se enteraban que se había evaluado el costo de migrar miles de millones de líneas de código. Después años al frente del desarrollo de software en Banamex, este director se enteraba que lo que se tenía en este depósito no servia de nada, que el software se encontraba en los servidores de desarrollo o en las PC de los desarrolladores, y que los datos que se capturaban al momento de registar piezas eran ficticios (por no decir aleatorios) por lo que cualquier dato que de este depósito pudiera obtenerse no era de fiar. Imagínese para el caso de una empresa del tamaño de Banamex decir que el código fuente de sus sistemas informáticos no están resguardos más que en equipo PC y servidores de desarrollo regados  por todo el país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s