Contingencia ambiental en la CDMX (4)

Alguna vez, hace mucho, mucho tiempo, en un programa de TV llamado “La Gente del Mañana” escuché un diálogo que se quedó muy grabado en mi. El episodio se llamaba “La ley del rico y la ley del pobre” o quizás “Dos tipos de leyes”. Algo así, ya hace más de 35 años de eso y los recuerdos se pierden ya en la bruma del tiempo.

Niebla

En ese episodio se planteaba una situación de jurisprudencia y concluían con el ejemplo en el que citaban una ley que decía que “era ilegal dormir bajo un puente” y a lo que agregaban era una ley que obviamente para los pobres. ¿Por qué? Porque quien es rico posee una casa propia y no tiene necesidad de dormir bajo un puente por lo que en realidad no hay una ley para todos, ni había leyes para ricos y leyes para pobres. Había sólo una ley que aplicaba sólo a los pobres. Esta era la situación con la que concluían el episodio. Muchas veces a lo largo de mi vida he recordado esto.

La vez más reciente fue con la promulgación del nuevo reglamento para el programa “Hoy no Circula” hace ya más de un año1. Recién pasamos la contingencia ambiental que duró varios días y hubo todo un alboroto, no por las medidas tomadas sino por las posibles causas. Las recriminaciones empiezan ya a menguar.

Gregorio, Excelsior, sección Nacional, pág. 11, 2014.07.23Ya no se dice ni menciona nada. Lo último que llegué a ver fue un tweet en el que mencionaban lo que todos ya esperábamos y que al final será lo mismo: ideas al vapor y sin sentido.

Como finalizaba el post previo, habrá que estar atentos ya que seguramente se formularán leyes que no serán equitativas. Un punto importante que políticamente buscan capitalizar es el tratar de hacer ver que el evento fue el resultado de que la SCJN diera al traste con las restricciones sin sentido del “Hoy no Circula“. Como su resolución indica, el objetivo del programa es controlar y reducir las emisiones contaminantes, lo que no está directamente relacionado con el año del vehículo. La resolución de la corte señala que los automóviles deben obtener el permiso correspondiente por sus emisiones, no por su año de fabricación.

Claro, un automóvil “nuevo” debe contaminar menos que un viejo pero ¿realmente es así? Sólo mediante el análisis de sus emisiones puede saberse. ¿Un automóvil “viejo” forzosamente contamina más que uno nuevo? Así habría de esperarse pero sólo mediante el análisis de sus emisiones puede saberse. La resolución de la corte tiene que ver con la correcta interpretación de la ley. Punto. Si esta resolución puso muchos autos nuevos con permisos “1” y “2”, lo dudo; que haya puesto en circulación más autos (pasándolos del “2” al “1” o “0”), sí, es posible. ¿Que esto haya provocado la contingencia ambiental? Tal vez sí, tal vez no. No olvidemos que la infraestructura vial no ha mejorado desde la mencionada resolución. Es decir, los automóviles han perdido espacio de circulación y de estacionamiento en un intento por desalentar su uso pero que sólo ha provocado que aumentara el tiempo que está encendido. Si a esto le sumamos los efectos del nuevo reglamento… para mi es claro que el problema no es la resolución de la corte.

Referencias

  1. Armando Salinas Torre, “Hoy sí circula la corrupción”, Excelsior, sección Nacional, pág. 11, Ciudad de México, D.F., 2014.07.23. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-nacional/23-07-2014/portada.pdf.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s