De prioridades y la evolución del lenguaje español

Una persona a la que respeto y estimo mucho alguna vez me corrigió, mientras escribía mi trabajo de tesis de maestría, sobre el uso de la palabra “prioridad” a la que había usado como verbo. “«Priorizar» no existe. Se «da prioridad» sobre algo” me decía. Consideraba en aquel entonces tener buena ortografía pero me di cuenta que eso no lo era todo y que la redacción tampoco completaba el cuadro. Saber escribir es algo que uno nunca termina de aprender, no por nada se dan premios nobel al respecto. Yo aún sigo aprendiendo lo intrincado que puede llegar a ser nuestro lenguaje y el maravilloso fenómeno que es el lenguaje en sí. Un interés que se ha transformado hasta llevarme a hacer un doctorado en lingüística computacional en el que he descubierto que los últimos 20 años en que creí aprender muchas cosas en realidad son una muy pequeña porción de lo que hay que aprender.

Stuart Franklin, Reserva Forestal de Kepong. Coronas de árboles "Kapur" (Dryobalanops aromatica) Malaysia 1997.
Stuart Franklin, Reserva Forestal de Kepong. Coronas de árboles “Kapur” (Dryobalanops aromatica) Malaysia 1997.

Hoy me he vuelto a tocar con la palabra “priorizar” en el trabajo final de un estudiante que estaba revisando. Por curiosidad he visitado el sitio de la RAE y buscado en sus servicios de diccionario (su “buscón” como llegué en alguna ocasión ver que se llamaba el servicio; muy ad hoc para el sitio al que pertenecía) a este término. La RAE define “priorizar” como dar prioridad a algo. ¿Desde cuándo habrá sido incorporada la palabra en el diccionario de la RAE? No dudo que el dato estará registrado en algún lado de la RAE pero una búsqueda rápida no me ha permitido obtenerlo. De cualquier modo, no importa. Me refiero a que no importa si ya estaba adoptada desde 1994, cuando traté de usarla y fui corregido por mi directora de tesis. Realmente la RAE no me inspira ya un papel como autoridad lingüística desde hace algo de tiempo, además de que valoro y respeto más lo que mi directora de tesis (matemática, por cierto) me enseñó y comunicó desde aquél entonces. Sobre la “reglamentación” que puede hacerse sobre un lenguaje natural, al final, si bien puede haber una autoridad reguladora, ésta no necesariamente es la que tiene la razón1. A últimas fechas, es mi impresión que una “generación de flojos” se ha adueñado de la RAE y se han promovido reglas que sólo aumentan más la ambigüedad natural del lenguaje (como es el caso de la adopción de palabras extranjeras castillanizadas y la eliminación de acentos en “sólo” y pronombres, por dar un ejemplo). Dice la RAE2 no temer por el deterioro del lenguaje ante el avance tecnológico, yo creo que el único enemigo del lenguaje español en sí en la misma RAE:

 

Referencias

  1. María Moliner“, Wikipedia, consultado: 2016.05.18: URL: https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Moliner.
  2. La RAE no teme deterioro futuro del lenguaje por su uso en redes sociales“, Vanguardia, web.; publicado: 2015.11.23, consultado: 2016.05.18. URL: http://www.vanguardia.com.mx/articulo/la-rae-no-teme-deterioro-futuro-del-lenguaje-por-su-uso-en-redes-sociales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s