Recordando una historia de terror

CakeNo hace mucho, comentaba con mis alumnos una experiencia profesional que muy bien ejemplifica lo que no debe hacerse como líder de proyecto. Esto a raíz de un problema que se presentó con la publicación de una tarea en el curso que impartía (“publicación” porque me apoyo en este sitio web para ello). Algo de lo que nadie dijo nada hasta llegado el momento de entrega.  Se acerca un aniversario de dicha historia de terror, mejor ocasión no hay para escribir de ella.

DeadlineEra septiembre de 2004 y tan sólo tres o cuatro meses antes algún área dedicada al soporte del mercado empresarial había aceptado la solicitud de crear un sistema para el otorgamiento de crédito en línea a PyMEs, un requerimiento plasmado por su autor en una servilleta, según me contaron en esas horas de desvelo posteriores. Era septiembre. El lanzamiento de este servicio se había prometido para la semana siguiente a las celebraciones de la Independencia.

Sucedió que el líder de proyecto a cargo de la publicación en el Portal Banamex dedicó la mayor parte de su tiempo a buscar una herramienta de generación de JSPs para ahorrarse la fatiga de crearlos, olvidando los pormenores del proyecto, además de que los consideraba ya cubiertos.

El 15 de septiembre estalló la bomba. El mencionado líder de proyecto había venido trabajando con una hoja de cálculo en excel para las validaciones el programa que finalmente había conseguido le permitía convertir el un excel en un JSP de forma limitada y con un inconveniente: el código generado, además de ser muy largo estaba ofuscado. Imposible de modificarlo. Ocurrió además que le hicieron saber que el mencionado excel debía ser implementado, no solo utilizado para algunas validaciones. Adicionalmente, el mencionado excel no era la última versión o había otro. Eso fue un miércoles. Como mencioné al inicio, nadie dijo nada, hasta el momento de la entrega.

Berrinche

El jueves era feriado. El “bomberazo” ya se había decretado. Como es de esperarse mucha gente fue citada a trabajar en el bomberazo en que había degenerado este proyecto.

bomberazo.com.mx

El viernes, el director responsable del área de negocio daba entrevistas radiofónicas sobre este lanzamiento. La gerencia del portal y la ingeniería correspondiente trabajaban a marchas forzadas para tratar de sacar algo el próximo lunes. Mucha gente se quedó trabajando desde el viernes hasta el sábado. El líder del proyecto y responsable de esta tragedia se fue por sus hijos a Valle de Bravo. A mi me tocó trabajar en esto desde el jueves pero no me quedé a pasar desvelos ahí, sólo lo hice de domingo a lunes, dejando la oficina cuando empezaban a llegar quienes iniciaban la mañana.

El lunes por la tarde continuamos trabajando, preparando la salida de las piezas del sistema, continuamos así toda la noche, manteniendo a gente de las áreas involucradas en los procesos de liberación trabajando hasta las 2AM del martes.

Desvelado

Los involucrados (o embarrados ) fuimos personalmente a instalar las piezas del nuevo sistema (en lugar de dejar que alguien encargado de esta actividad lo hiciera). Después de pelearnos con la seguridad del búnker que Banamex tiene en Jardines en la Montaña, ingresamos para proceder con la instalación.

Ese martes a las 5 AM el nuevo “Banamex Sí” veía la luz, aunque su liga en el portal Banamex apareció hasta un día después, coincidiendo con las campañas publicitarias contratadas.

Lo único que verdaderamente funcionaba en forma automatizada en este sistema fue lo que se hizo por “bomberazo” en ese ajetreado fin de semana. El “backoffice” y áreas de crédito involucradas seguían funcionando con lo que tenían, apoyándose en aquél famoso excel. En otras palabras, continuaban operando manualmente.

Un mes después, uno de los directores del banco, (que quizás sí tenía “vela en el entierro” por cuestiones de responsabilidad funcional” pero que nunca se mencionó en todo el alborotó que ya conté y que siguió por una o dos semanas después), recibió un premio por supuesta “innovación tecnológica” y apoyo a las PyMEs por el nuevo “Banamex Sí“.

Tres meses después, el corazón de este sistema fue dado de baja por el área a la que fue encargado, argumentando que nadie lo usaba y sólo daba problemas.

Seis meses después el responsable del área de negocio cambiaba de funciones dejando todo el el olvido. En ese tiempo los “bonos de productivdad” se estaban dando, al mencionado líder de proyecto (ir)responsable le tocó bono. La razón: sobrino de uno de los anteriores dueños de Banamex, homónimo de uno de ellos. El cobarde director de sistemas simplemente no quería ser él quien explicara que “el sobrino” (cómo era conocido el susodicho en el área del Portal Banamex), era un “bueno para nada”.

El sistema en el portal Banamex fue dado de baja dos o tres años después.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s