De cultura e infraestructura vial (108)

Varias veces he considerado terminar con esta serie de posts, pensando en que ya he dicho todo lo que podía decir al respecto pero no falta que en ese preciso momento aparezca una nota más con alguna “gran idea” de algún político o autoridad, o alguna declaración que se torna inverosímil1 y que no hace reforzar más el “no son los procesos, es la gente.”

Por ejemplo, de las últimas ocurrencias tenemos la que menciona que se busca limitar la capacidad de estacionamiento para desincentivar el uso del automovil2. Según he leído en estas notas, el argumento es que la proporción de estacionamiento es altísima en comparación a otros países y resulta un espacio desperdiciado al estar sólo ocupado por un cierto tiempo.

No digo que no sean válida ni justificable esta argumentaci´on. De hecho me parece razonable. El crecimiento espacial de la CDMX podría detenerse si el espacio destinado a los automotores fuera destinado a casa-habitación, por ejemplo. Y, ciertamente, reducir las posibilidades de estacionamiento puede hacer que se considere no hacer uso del auto dentro de la zoma metropolitana, reduciendo contaminación y congestionamientos.

Sin embargo, yo creo que esto es un error mientras no se ofrezca una verdadera opción competitiva al automóvil privado por el transporte público3. Basta hacer uso del transporte público por un día para empezar a hacer planes de adquirir un auto y evitarse todas las molestias que éste trae consigo.

Otra de estas ocurrencias (debo la referencia*,4) que recientemente leí es sobre el Segundo Piso que ha estado sin peaje desde su construcción. Según leía, señalaban que éste era el responsable de un incremento de 40% de afluencia sobre reforma y que por ello era necesario imponerle un impuesto o cobro (peaje) para desmotivar su uso.

Sin otra alternativa de transporte, ya no cómoda en su totalidad pero por lo menos confiable, me refiero a que por lo menos uno tuviera la certeza que invariablemente un viaje de 30 minutos no tuviera más de una variación de 5 minutos haría considerar hacer uso de éste si hacer uso del automóvil implicara un doble de tiempo y gasto mayor.

Políticas restrictivas como las arriba señaladas sólo traerán que el costo de vida aumente y que los problemas de vialidad aumenten también.

*2016.12.22, actualización: Se agrega la referencia que se indicó quedaba en deuda.

 

Referencias

  1. Diana Delgado Cabañez, “Los Baches Interminables“, Más por Más, pág. 6, Ciudad de México, 2016.09.19. URL: https://www.maspormas.com/2016/11/20/edicion-impresa-19112016/.
  2. Israel Zamarron, “CDMX busca limitar estacionamiento“, Publimetro, página 7, Ciudad de México. 2016.12.13. URL: http://issuu.com/publimetro_mexico/docs/20161213_mx_publimetro/7?e=0.
  3. Francisco Pazos, “Prefieren usar auto privado“, Excelsior, sección Comunidad, pág. 1, México, D.F., 2014-11-26. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-comunidad/26-11-2014/portada.pdf.
  4. Israel Zamarrón, “Segundo piso del Periférico aumentó tráfico en Reforma: Ballesteros”, Publimetro, página 8. Ciudad de México, 2016.12.07. URL: http://www.readmetro.com/en/mexico/publimetro/20161207/.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s