De cultura e infraestructura vial (117)

El sábado pasado caminaba con mis hijos por las calles de la colonia. Pasamos por las obras que se están realizando en el camellón de Av. Yucatán, colonia Roma Norte. En una etapa ya avanzada de éstas están agregando extensiones en las esquinas de las aceras. Algo que al parecer se le llama coloquial mente “orejas”. Jadzia (12), la mayor me señaló “¿Ya viste lo que le están poniendo a la calle? Con esas cosas sólo van a estorbar el tránsito de los coches?”.

Si alguien dice que eso lo ha mencionado por influencia mía, le concedo el beneficio de la duda, ya que no puedo negar que haya expresado algo similar en casa y ella haya escuchado. Aunque, siendo sólo una niña entrando a la adolescencia, ella está más metida en sus cosas inmediatas que en aquello que significa cuestiones de largo plazo.

Pero, y si no es así, ¿qué tan evidente son ciertas cosas que hasta un niño o adolescente percibe los problemas en lugar de los beneficios? Sí, la obra busca obligar a que los automóviles reduzcan la velocidad y a conceder más espacio a los transeúntes (aunque muchos temen sea espacio que el comercio informal gane pues la cantidad de personas que pasa por ahí no es para requerir tal espacio). Para este caso es notorio que la cantidad de gente que camina por éstas calles no es tanta como podríamos ver en el centro de la ciudad, donde no se puede caminar con libertad. Asimismo es notorio que el tránsito de autos es notorio y que dificultarlo es atraer otros problemas (como la contaminación ambiental generada por los automóviles) y que son temas que a los niños se les indica debemos cuidar desde primaria.

Aprovechando el post, también señalo que mis hijos me han llegado a preguntar el porqué de las obras que hay, no sólo en la colonia Roma, sino en gran parte de la ciudad, donde calles y aceras en aparente buen estado son rehechas. Es difícil responder evitando prejuiciar sus jóvenes mentes con ideas que los grandes tenemos ya sobre inutilidad, “ganas de gastar el dinero a la tonto”, estupidez y otras cualidades que solemos reconocer a las autoridades de nuestra ciudad y país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s