De la cafeína y otros despertares (2)

Este es en realidad el tercer post relacionado con el café y su estímulo. El primero lo escribí hace poco más de tres años. El segundo hace unos seis meses.

Ya había notado que el café no me hacía el efecto del que muchos hablan pero he notado que el efecto contrario se ha agudizado. Empezaba a creer que eran principios de “hipersomnia”. A últimas fechas, pese a la coca-cola, al café o bebidas energéticas (como el “Vive100%”), no puedo evitar sentir sueño, mucho sueño. No es a todas horas, sólo es cuando me encuentro con alguna actividad rutinaria o algo que parece no dar resultados (algo frustrante).

Coffee cupClaro que puede deberse también al desordenado estilo de vida que llevo. Durmiéndome entre las 23:00 y 02:00 horas para despertar a las 04:30 entre semana. Fines de semana me duermo igual pero me sigo hasta las 7 ó 9 de la mañana. Este horario es el de hace unos 10 años. Anteriormente solía acostarme entre las 00:00 y 01:00 para despertarme a las 06:00 de la mañana. El punto es que no suelo dormir más de 6 horas. Quizás la edad me está pasando la factura.

Pero bueno, intrigado por el asunto he navegado un poco por la red. Nuevamente, las referencias1 al estudio de Jay Hosking, pero encontré un artículo interesante sobre una mujer de 23 años de edad, estudiante de medicina, con somnolencia importante desde hacía 3 años, incluso durante los períodos vacacionales. Esta persona manifestó consumir entre 5 y 7 cápsulas de cafeína (200 mg por cápsula), de 10 a 15 tazas de café o refrescos de soda (100 a 500 mg de cafeína entre cada dosis). Todo lo anterior con la finalidad de mantenerse alerta (me sorprende más como es que seguía viva). Lo que me parece algo risueño es que el artículo señala “(l)a paciente desarrolló un estado de tolerancia a altas dosis de cafeína (entre 2 y 3 g por día), a pesar de las cuales mantenía su estado de somnolencia.” Obvio. Me parece que no se requiere de un estudio tan elaborado para llegar a este diagnóstico. Y concluye: “… La reversibilidad de las manifestaciones de somnolencia diurna fue posible cuando se interrumpió el uso de cafeína.” Mismos comentarios.

Referencias

  1. Karen Hermosilla, “El café tendría un efecto sedante en personas activas“, Veo Verde, web. Published: 2012.04.16; retrieved: 2016.08.25. URL: https://www.veoverde.com/2012/04/el-cafe-tendria-un-efecto-sedante-en-personas-activas/.
  2. Sue Carter, “How Jay Hosking used his PhD in neuroscience to write Three Years with the Rat“, Toronto Metro, web. Published: Aug 10, 2016; retrieved: Mar 1, 2017. URL: http://www.metronews.ca/entertainment/books/2016/08/10/how-jay-hosking-used-phd-in-neuroscience-to-write-a-novel-.html.
  3. R. J. Salín-Pascual, A. V. Castaño-Meneses, M. Valencia-Flores; “Hipersomnia relacionada con un exceso de cafeína: estudio de un caso“, Vigilia-Sueno, volumen 12, número 2, julio 2006; págs. 118-122. URL: http://www.elsevier.es/es-revista-vigilia-sueno-270-articulo-hipersomnia-relacionada-con-un-exceso-13099483.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s