Pareidolia (2)

Escribía recientemente del fenómeno de la pareidolia, del artículo con el que me topé al hacerlo1 y de mi propia experiencia en ello.

Ayer, mientras caminaba por las calles de la col. Condesa, me topé con una maceta que definitivamente asemeja una cabeza, un rostro

algo que para nosotros los humanos resultará evidente.

Aunque no es sorpresa (y quizás por eso obviamos estas cosas), la c´ámra de mi  iPhone 4S detectó la forma e hizo los ajustes necesarios de encuadre e  iluminación para hacerla resaltar en la imagen.

De inmediato recordé el tema y el post mencionado. En este caso, ¿qué tanto será pareidolia y que tanto algo de diseño? Es decir, ¿qué tanto los ingenieros de Apple buscaron que su software pudiera reconocer rostros distinguiéndolos de aquellos que no los son y qué tanto se enfocaron en hacerlo siendo favorecidos por un fenómeno del que quizás no se dieron cuenta?

Referencias

  1. Rebecca J. Rosen, “Pareidolia: A Bizarre Bug of the Human Mind Emerges in Computers“, The Atlantic, web. Published: 2012.08.07, retrieved: 2017.06.26. URL: https://www.theatlantic.com/technology/archive/2012/08/pareidolia-a-bizarre-bug-of-the-human-mind-emerges-in-computers/260760/.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s