The whole shebang

Los últimos dos días he puesto posts sobre shells de Unix. Cuando uno habla de estas cosas es imposible abstenerse de recordar la línea del shebang.

Lo curioso es que me topé con la expresión sajona “the whole shebang“. Ésta es una frase que se emplea para referirse a un todo o a algo completo (all of it; the whole thing), aunque tratar de entender que puede ser un “shebang” en el mundo real puede ser complicado.

En las referencias que consulté, para alguien que no está acostumbrado con (y menos familiarizado) el folklore sajón o americano, no es muy claro el asunto. Parece que la frase se popularizó en la década de 1920 en los USA.  Al parecer las primeras referencias escritas a este término llevan a la obra de Walt Whitman Complete Poetry and Collected Prose (1862) donde en  Specimen Days and Collect1, dice:

“Besides the hospitals, I also go occasionally on long tours through the camps, talking with the men, &c. Sometimes at night among the groups around the fires, in their shebang enclosures of bushes.”

Por otra parte, el Marysville Tribune, imprimió en noviembre de 1869 una lista de términos (‘The Idioms of Our New West‘) y definió “shebang” como:

“‘Shebang’ is applied to any sort of house or office.”

Sin embargo, expresiones similares como ‘the whole ball of wax‘, ‘the whole nine yards‘, ‘the whole box of dice‘, ‘the whole shooting match‘, ‘the whole enchilada‘ o ‘the whole kit and caboodle‘ son comunes escucharlas o leerlas de cuando en cuando.  Al parecer ninguna busca en sí referirse literalmente a la “completez” (‘wholeness‘) de algo sino que emplean el término para hacer la oración más pegagosa o llamativa. Lo mismo pasa con ‘shebang‘, una mera y sencilla para referirse a “algo”, a “alguna cosa”.

Por su parte, Mark Twain (“Roughing It”, 1872) empleó el témino para referirse a un vehículo:

“Take back your money, madam. We can’t allow it. You’re welcome to ride here as long as you please, but this shebang’s chartered, and we can’t let you pay a cent.”

the whole shebang

El que se usase para referirse a un vehículo implica la posible relación con el nombre de ciertos vehículos turísticos, el charabanc (pronunciado “sharra-bang”) que tiene sus orígenes en el francés  char-à-bancs, un carruaje con rejas o barandales. Los charabancs, eran afectuosamente llamados ‘sharras’ por los pasajeros.

Finalmente, en junio de 1872, el periódico Sedalia Daily Democrat imprimió una nota en la que emplea el término para referirse meramete a algo:

“Well, the Democracy can flax [beat up] the whole shebang, and we hope to see our party united.”

 

Referencias

  1. Walt Whitman, “Complete Prose Works. Specimen Days and Collect, November Boughs and Goodbye My Fancy,” The Gutenberg Project edition, Sep 1, 2005. URL: http://www.gutenberg.org/ebooks/8813.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s