Antes de verificar…

Quería llevar mi camioneta a la verifificación y decidí revisar que no fueran a aparecer multas de las que aún no me han llegado el aviso, como suele pasar. Para mi sorpresa sí había una multa pendiente, con fecha de emisión del 2017.02.14.

Los asiduos lectores de este sitio recordarán que en mayo relaté una breve historia de terror de una experiencia de remolque al corralón. En ese momento, de ser cierto que la multa estaba pendiente desde febrero, debió haber botado y me hubieran hecho pagarla para sacar el auto de ahí.

Por supuesto busque en mis archivos por la existencia del pago de esta multa, pensando en que fuera al menos un error administrativo de no registro del pago. No hubo suerte. Y sí (no soy ni pretendo ser un santo), la posibilidad de que se trate de una infracción legítima por exceder el límite de velocidad es muy alta por lo que acepté lo inevitable. La multa aplicaba y, por omisión de la SSP, no había sido procesada. Entonces dos opciones quedaban: impugnar la infracción o pagar.  El sentido común me indicó que la vía menos costosa, no sólo en dinero, era apechugar y pagar.

Como la multa ya era de fecha muy atrás, el subsidio por pago temprano no aplicaba, bueno, ni siquiera había. De aquí sale un consejo: por lo menos una vez al mes revisar el sitio de la Secretaría de Finanzas para ver que de salir alguna infracción atrasada pueda impugnarse o pagarse con el subsidio por el pago temprano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s