De focos y la salud

Extraño los focos incandescentes. Le daban a la iluminación un aspecto más hogareño. Las luces fluorescentes y de LED me parecen más industriales o de oficina.

No dudo que los nuevos focos sean más ahorradores en términos energéticos. El pasado sexenio y el actual han apostado a migrar la cultura del país a estas tecnologías para aligerar la carga del consumo eléctrico pero no creo que hayan sopesado adecuadamente las consecuencias de ellos, entre éstas, la disposición de los desechos (que tal vez en un inicio pensaron sería mínimo pero no contaron con la codicia de los fabricantes).

La apuesta parte de la suposición que los focos fluorescentes y de LED deberían tener una vida más larga a los incandescentes. Hasta donde mi experiencia alcanza a ver, esto no es del todo cierto. Esto no necesariamente es por la tecnología sino por la calidad de manufactura, que va directamente contra el costo del producto. Ergo, ¿qué creen que se consuma más: un foco caro o uno barato pese a saber que el barato durará menos? A la larga adquirir focos baratos sale más caro que adquirir un foco caro que pueda durar más. Claro, uno no sabe si un foco caro durará más y el adquirirlo por el precio de tres o más focos baratos para encontrar que dura menos, lo mismo o algo ligeramente más que ellos, no parece justificar el riesgo de inversión. Nuestro sentido común podrá estar indeciso en esto pero nuestro bolsillo tiene la última palabra. No sé si la PROFECO tendrá un estudio al respecto.

Ahora bien, pasando al hecho que he mencionado. Los focos fluorescentes y LED incluyen elementos muy diferentes a los tradicionales incandescentes. Los fluorescentes son particularmente peligrosos1 pero yo no he visto instrucciones ni programas de recolección al respecto. Los LED pueden pasar como desecho electrónico (que puede incluir también materiales peligrosos). Igual, no he visto nada al respecto de su adecuado desecho. Los focos LED, en particular los chinos son muy malos y duren menos que los incandescentes. Mi recomendación es evitar comparar aquellos focos de este tipo manufacturados en China.

Referencias

  1. Claudia Ocaranza, “Ahorradores Dañan la Salud”, Excelsior, sección Dinero, página 14, Ciudad de México, 2013.07.29. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-dinero/29-07-2013/portada.pdf.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s