Cada quien según su capacidad (2)

Escribía ayer sobre el que ya no estamos en tiempos como para pensar que un individuo puede ser capaz de sacar las cosas adelante y darle la oportunidad de intentarlo, viendo esto no más que experimentación y el que experimentar con el bien común no suena como algo propio del buen sentido común.

Existe un principio jurídico que todos hemos escuchado, el de “igualdad ante la ley“. La idea del principio es que ningún individuo de una sociedad democrática está exento de los principios y reglamentos bajo la cual se rige (lo que choca un poco con la idea del “fuero”, pero eso es tema de otro post). La wikipedia señala:

…es el principio que reconoce que todas las personas deben ser tratadas de la misma manera por la ley (principio de isonomía), y que estén sujetas a las mismas leyes de justicia (debido proceso), reconoce la equiparación igualitaria de todos los ciudadanos en derechos civiles y políticos, por lo tanto, la ley debe garantizar que ningún individuo o grupo de individuos sea privilegiado o discriminado por el estado sin distinción de raza, sexo, orientacion sexual, género, origen nacional, color, origen étnico, religión u otras características ya sean personales o colectivas sin parcialidad.

Lo cual no está mal pero, ¿hasta que punto esto debe ser permisible? Antes de tratar de responder, pongamos claro a lo que el concepto está orientado, la misma Wikipedia indica:

Igualdad ante la ley, es el conjunto de derechos y garantías del ordenamiento jurídico. El contenido de las leyes sea igual para todos, o desigual si así corresponde, sobre la fase o en función de la justicia. Igualdad ante la ley, implica que todos tienen el mismo trato de la ley, no sólo los órganos del Estado, como asimismo, tales órganos estatales deben interpretar y aplicar el ordenamiento jurídico, sin incurrir en discriminación, este principio sólo implica la no discriminación por parte del estado como una limitación de su poder y no aplica a personas o empresas privadas ya que implicaría una violación de derechos y libertades individuales como los de libre Asociación o el de propiedad.

“Igualdad ante la ley” no debería ser equiparado con igualdad de capacidades pues todos tenemos diferentes capacidades físicas e intelectuales y así, hay individuos más aptos para ciertos puestos que otros. Es aquí donde creo que el término es confundido o aprovechado para  el bien individual y no  el  comunitario.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .