Del Office y sus costos

Hace algunos años leía1 de cómo Microsoft movía su popular suite de aplicaciones Office a la red para ofrecerlo como un servicio. En realidad no es que el software se use desde la red, simplemente que el producto revisa su licencia en línea, pero de que lo tiene instalado uno lo tiene instalado.

El artículo de la nota señala que el producto se vende en forma de subscripción o por licencia y da las cifras de costo al respecto. Muy caro, no es de extrañarse el porqué mucha gente recurra a copias piratas o a software compatible de dominio público. Mucho dinero para sólo escribir una que otra carta de cuando en cuando, hacer un uso ocasional de Excel o estar viendo los PPT de los amigos que mandan con cuanta cosa consiguen la red para hacerle perder a uno su tiempo. ¿Invertirías más de $6,000 para ello? Yo no creo.

En mi caso, yo estoy usando la versión de subscripción gracias a mi labor docente, ya que una de las universidades para las que he laborado lo ofrecen sin costo para su personal y alumnado. En el caso del IPN, es posible hacerse de una licencia de subscripción por el %10 por ciento del costo que señala el artículo. Igual para personal o alumnado.

Un punto interesante aquí es el que la versión de retail tiene ciaras limitantes (o diferencias al menos) con respecto a la de subscripción. Ya lo ví, y tuve que describirlo  al necesitar algo… bueno, al menos la persona con la que estoy trabajando un documento. Ésta tiene la versión de retail del Office. La diferencia que encontramos en Word está en que en dicha versión no es posible personalizar el ribbon con nuevos grupos e herramientas y que las opción de crear frames no está disponible. Quien sabe que otras diferencias o carencias habrá en la versión por que uno paga por la licencia, no por el uso del producto que resulta más barato. Quién sabe que otras diferencias tendrá.

Lo malo de esto es que Microsoft no parece señalar estas diferencias en la publicidad de sus productos  y uno sólo las encuentra cuando las necesita. “Googleando” un poco el tema uno encuentra que la página del tema no menciona estas sutiles diferencias. Otras páginas sólo tratan el tema superficialmente.

Así que por el momento, lo mejor es adquirir la subscripción, especialmente si uno va a escribir documentos en forma profesional o académicamente más elaborados (nivel media superior en adelante).

Referencias

  1. Gabriela Chávez, “Office, sobre pedido en la nube“, Excelsior, sección Dinero, página 14. Ciudad de México, México; 2013.01.30. URL: http://www.excelsior.com.mx/periodico/flip-dinero/30-01-2013/portada.pdf.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.