De la vida y la muerte

Llega un momento en la vida en el que uno nota a la muerte y su presencia cada vez más presente en la línea del tiempo de uno. Amigos, colegas, parientes, familiares, conocidos o símbolos de la generación de uno mismo o de nuestros padres empiezan caer, uno por uno.

El pasado mes de julio mi suegro falleció, tras dos o tres semanas de una agonía más dolorosa para los hijos que para el señor. Son los momento que a uno le hacen pensar sobre lo que ha hecho en su vida, lo efímero de ésta, su fragilidad y la inevitabilidad de la muerte.

Para los ateos y quienes somos agnósticos, creo que la principal preocupación será el que nuestro paso por esta etapa sea algo que haya valido la pena, pues ya no hay más. Toco también el tema pues cuando comencé a escribirlos acaba de cumplirse un aniversario del sismo del 19s-17, un evento que nos lleva a reflexionar en lo frágil que es nuestra existencia y lo banal que puede resultar en retrospectiva.

Durante las exequias de mi suegro, quien tampoco manifestó ningún interés religioso en lo que alcancé a conocerlo, hubo rezos. No dudo que los dolientes encontrarán necesario o reconfortante el hacerlo.

Muchos quizás imaginen que a lo que voy, es a debatir si esto sirve o no, o si tiene algún sentido o no, pero siendo agnóstico, mi punto es si esto le hubiera gustado a quien van dirigidas las plegarias. Para quien no cree en un más allá, ni en el castigo o recompensa eterna, un funeral de dolientes no tiene sentido y es una pérdida de tiempo. Si lo que la religión católica predica es cierto, los rezos ni tienen ningún sentido o valor. Orar por el descanso de un alma no afectará el juicio que se lleve a cabo por las acciones de quien la portaba en la vida.

También, de haber una segunda etapa o dimensión de la existencia, la verdad es que a la fecha, no tenemos ninguna evidencia de que esta creencia sea cierta.

Personalmente creo que los funerales deberían servir para hacer conocer quien fue y que hizo el que ha fallecido. Lamentarse o pedir el descanso eterno de quien ya partió es verdaderamente una pérdida de tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .