De penas capitales y otros buenos deseos

Nuestro actual sistema legal y de procuración de justicia es un chiste.

Anuncios